Cómo Eliminar Bien el Mal Aliento

Para quitar el mal aliento (halitosis) debemos de tener las siguientes precauciones del caso y evitar futuros problemas.

Higiene bucalHigiene bucal: Este aspecto es realmente fundamental. No sólo basta con cepillarse los dientes después de las comidas, sino que hay que hacerlo de forma concienzuda. Parar lograr mantener la dentadura limpia y sana se debe lavar, al menos, dos veces al día, con especial énfasis antes de dormir. Este proceso se debe realizar con un cepillo en buenas condiciones, con las cerdas en perfecto estado. De lo contrario, podría perder efectividad o dañar las encías. 

Para eliminar todo el sarro y la placa bacteriana, lo mejor es deslizar el cepillo suavemente desde la encía hasta el final del diente y, en el caso de las muelas, frotarlo realizando círculos. Tampoco hay que olvidarse de la lengua, que se debe cepillar desde atrás hacia adelante para extraer la suciedad del fondo de la boca. Por último, es útil utilizar hilo dental al menos una vez al día para extraer los restos de comida que se queden atascados en los dientes o muelas.

 

Enjuagues bucales

Enjuagues bucales: La dieta influye en la aparición del mal aliento. Una persona que lleve una alimentación sana tendrá menos posibilidades de padecerlo. Las verduras, el pescado, las carnes blancas y las frutas son aliados contra este problema y, de paso, evitan la aparición de otras patologías frecuentes, como el colesterol a medio plato o la diabetes a largo.

Por otra parte, ayuda bastante el realizar varias comidas pequeñas durante el día y no saltarse ninguna. Es muy frecuente la costumbre de no desayunar, lo que seguramente provocará durante la mañana que aparezca la halitosis en las personas propensas a padecerla.

Pero comer a deshoras o saltarse comidas de forma habitual puede generar a largo plazo problemas graves que, sin duda, empeorarán el aliento de las personas. Muchos casos de gastritis, úlcera y acidez son consecuencia de no establecer las rutinas adecuadas de alimentación. Aunque como todo lo humano es susceptible de tener fallos, el organismo funciona la mayoría de las veces como una máquina bien engrasada y establece ciclos para regular su funcionamiento. De ahí que a las horas en las que habitualmente se efectúan las comidas incremente el flujo de jugos gástricos. Si en esos periodos del día no se introduce comida en el estómago, éste podría llegar a dañarse.

Es desaconsejable consumir en exceso los siguientes productos si se tiene mal aliento ocasional; o directamente evitarlos si este problema es crónico:

• Picante.

• Café.

• Bebidas alcohólicas.

• Suplementos vitamínicos y proteínicos.

• Alimentos ricos en grasas.

• Dulces.

 

Consumir una dieta fresca y sanaConsumir una dieta fresca y sana:  Los enjuagues bucales son positivos para eliminar la placa bacteriana de la boca y pueden ser utilizados por las personas que padezcan halitosis para mejorar su situación. No obstante, conviene no abusar de ellos, sobre todo si tienen alcohol, porque podrían dañar el esmalte dental.

Los chicles, las pastillas para el mal aliento o los spray con perfume son remedios inmediatos para el mal aliento; sin embargo, no solucionarán el problema a largo plazo. En ocasiones, producen un efecto placebo más que real.

 

 

Evitar consumo de algunas bebidas

Evitar consumo de algunas bebidas: otras de las causas del mal aliento es el excesivo consumo de bebidas alcohólicas, que desprenden vapores y se impregnan en la cavidad bucal y pueden ser desagradables.  Además, el exceso produce mal aliento con tiempo debido a problemas con el estómago e hígado.

 

 

Remedios naturalesRemedios naturales:  hay muchas opciones que podemos usar en nuestro hogar, gracias a los remedios caseros; sin tener la necesidad de adquirir productos cosmeticos o clínicos  en alguna farmacia o supermercado. Los ingredientes naturales sirven también para evitar el mal aliento, como el perejil y otras especias frescas que podemos agregar a nuestras comidas.

comments powered by Disqus